Prácticas profesionales

Prácticas profesionales

La Práctica Profesional es la modalidad en la cual el estudiante aplica los conocimientos teóricos adquiridos durante su proceso de formación profesional, para la solución de problemas organizacionales concretos, o como apoyo al mejoramiento en cada una de las áreas y entornos de una organización particular, previa selección de la hoja de vida acorde con las necesidades y el perfil que requiera la empresa. Posteriormente, se le asigna un docente asesor desde la Oficina de Prácticas Profesionales, si es estudiante del ciclo tecnológico, o el Comité de Trabajos de Grado y Prácticas Profesionales, si es estudiante del ciclo complementario. En todo caso, el docente asesor se encargará de realizar dos visitas durante el periodo de práctica, y el estudiante deberá presentar los documentos diligenciados de evaluación y de informe final en los formatos establecidos por la Oficina de Prácticas Profesionales, en los tiempos oficialmente designados.

En esta modalidad se tiene las siguientes opciones:

  1. Práctica de Aprendiz: esta modalidad se desarrolla en el marco normativo del SENA, en donde cada empresa con un número mayor de 15 empleados tiene la obligación de contratar aprendices. Se considera aprendiz al estudiante que se encuentre en formación tecnológica o profesional que contemple práctica empresarial en el desarrollo del pensum de su carrera profesional y sólo podrá celebrar un contrato de aprendizaje durante su vida académica, excepto cuando es por cadena de formación para los ciclos complementarios.
  2. Práctica Empresarial: esta modalidad involucra una relación entre estudiantes y empresas que no necesariamente son solicitados para cubrir la cuota de aprendices del SENA, cuando la empresa tiene menos de 15 empleados. En esta modalidad se realizan aportes e intervenciones a partir de los saberes específicos propios de las áreas de formación de los programas ofrecidos en el Instituto. Allí, se puede manejar una flexibilidad horaria y su intencionalidad, a parte de la formación del estudiante, es fortalecer la relación Universidad-Empresa. Además, el estudiante tiene una cuota de sostenimiento, preferiblemente no inferior a la cuota del aprendiz.
  3. Práctica Social: Es una proyección del saber tecnológico e ingenieril que permite al estudiante hacer de la problemática social el objeto de su práctica, en procura de elevar la calidad de vida de las comunidades y el desarrollo de las instituciones sociales. En esta modalidad se realiza un ejercicio práctico en donde se debe diseñar y servir cursos afines al perfil profesional del estudiante, los cuales deberán tener una intensidad mínima de sesenta (60) horas cátedra y las adicionales que se requieran para su preparación y su respectiva evaluación. En todo caso la sistematización del informe final será entregada a la Oficina de Prácticas Profesionales, quien a su vez lo enviará al Comité de Trabajos de Grado y Prácticas Profesionales para que recomiende su aprobación en el Consejo de Facultad de Ingenierías. En esta modalidad el estudiante asume las indicaciones legales que sean aplicables para su realización

Documentación