Guía Práctica Bienestar Emocional para Empleados ITM durante la pandemia

Clima Organizacional y Riesgo Psicosocial, te quieren bien, sano y que jamás pierdas la esperanza. Estamos contigo.

Protección de la salud mental desde el riesgo psicosocial

  • Contextualización: garantizar que las personas cuentan con información fiable y que les permita comprender y anticipar el entorno. Entender para actuar.
  • Sensación de control: facilitar rutinas y estrategias para organizar la vida diaria y las tareas. Anticipar cambios o suspensión de actividades previstas y elaborar propuestas alternativas para aislarse sin detenerse.
  • Relación y pertenencia: garantizar la “visibilidad” de todas las personas. Que el aislamiento en casa no suponga la ausencia de contacto con el entorno. Mantener las redes de apoyo en funcionamiento.

Identifique las situaciones de riesgo psicosocial

Hay circunstancias dentro de la vida de las personas que, en una situación de estas características, pueden suponer mayores riesgos psicosociales:

  • Dependencia del alcohol u otras sustancias adictivas.
  • Movilidad reducida.
  • Ausencia de vínculos para mantener una comunicación activa.
  • Falta de recursos personales para el entretenimiento.
  • Baja capacidad o acceso a la tecnología.
  • Convivencia en entornos de riesgo (viviendas con violencia o aislamiento).
  • Obligación de acudir a su puesto laboral.
  • Residir con persona violenta (repercusión en menores, adultos mayores, mujeres, familia, vecindario, etc.)
  • Soledad no deseada y ausencia de redes de apoyo.
  • Pérdida de puesto laboral.
  • Precariedad económica y ausencia de recursos económicos.

Algunas reacciones en las personas ante una situación de epidemia/pandemia

Es habitual que las personas se sientan estresadas y preocupadas. Reacciones esperables durante el período de cuarentena o aislamiento:

  • Miedo a enfermar y/o morir.
  • Sentimientos de impotencia, aburrimiento, soledad y tristeza.
  • Evitar acercarse a centros de salud por temor a infectarse, aunque se requiera atención.
  • Temor a no poder trabajar durante la cuarentena o el aislamiento.
  • Preocupación por no generar ingresos y/o ser despedido de su trabajo.
  • Temor a ser excluido socialmente si es puesto en cuarentena, estigmatizado por la enfermedad.
  • Impotencia por no poder proteger a sus seres queridos y miedo a perderlos.
  • Temor a la separación de sus seres queridos debido a la cuarentena o aislamiento.
  • Miedo a vivir la experiencia de una epidemia previa u otras situaciones críticas.

Estas situaciones son estresantes, pero esta pandemia tiene algunos aspectos específicos que pueden ponerlo en riesgo psicosocial

  • Riesgo de ser contagiado y contagiar a otros.
  • Síntomas comunes con otros problemas de salud (fiebre, tos, malestar general, etc.) que pueden confundirse con COVID-19 y temer haber sido contagiado sin estarlo.
  • Madres, padres y cuidadores pueden preocuparse ante la suspensión de clases y necesidad de dejar en casa a los niños y niñas, sin la compañía y apoyos adecuados.
  • Riesgo de que empeore la salud física y mental en personas mayores con alguna discapacidad física que dependen de cuidadores, que sean puestos en aislamiento, y no cuenten con otros apoyos.

Manejo

  • Identifique cuál de todos los escenarios posibles está viviendo. No todos experimentan de igual manera o con la misma intensidad situaciones como el estrés, ansiedad, temor, insomnio y/o miedo.
  • Evite el exceso de información y elimine aquellas fuentes de noticias falsas. Acuda siempre a fuentes confiables.
  • Estamos en una etapa de distanciamiento físico, pero no de aislamiento personal. Utilice los medios de comunicación disponibles para mantener una relación constante con su familia y círculo social.
  • Monitoree la salud física. Debe estar atento a cualquier síntoma, en especial aquellos que puedan dar indicios de contagio. Sin embargo, lo más aconsejable es no entrar en pánico y remitirse a su entidad prestadora de salud.
  • El deterioro de la salud mental se manifiesta, no solo en el comportamiento sino físicamente, en trastornos de sueño o alimenticios, llanto sin motivo alguno, irritabilidad, estrés, pensamientos negativos, temor hacia el futuro, depresión, ansiedad, querer asilarse y/o agresividad.
  • Acuda al ITM, donde cuenta con distintos SISTEMAS DE VIGILANCIA EPIDEMIOLÓGICA, para brindar acompañamiento en lo físico y psicológico.
  • Busque ayuda. Una vez sea consciente de alguna dificultad física o psíquica, acuda a los centros de atención médica adecuados.
  • Fomente una relación con una idea o un ser superior. Es importante tener una perspectiva que trascienda el plano terrenal y de una u otra manera nos empuje a seguir hacia adelante.
  • Mantenga la esperanza.

Contáctanos

paolagarcia@itm.edu.co
lorenamedina@itm.edu.co
alejandrozapata@itm.edu.co
Celular: 301 5065446

Línea Amiga Alcaldía de Medellín 4444448
Lunes a viernes: 7:30 a. m. a 7:30 p. m. Sábados: 7:30 a. m. a 2:30 p. m.
Línea 123 Social o Mujer Medellín
24 horas todos los días